Archivo de la etiqueta: mecánica

Tacto de frenos

Hola, Manolo.

Antes de nada, quiero felicitarte por tu sección. Habría que convencer al jefe de que te ponga un par de paginillas más, ¿no?

Bueno, vamos al grano: tengo una GSR 600 de 2006, con 32.000 km y últimamente no estoy muy contento con los frenos. Noto un tacto como «de madera», sin mordiente. Se nota sobre todo a baja velocidad, al final de la frenada. Quité las pastillas, las lijé a fondo sobre una superficie plana —un consejo que me dio hace muchos años Miguel Ángel Cortés—, limpié bien las pinzas y la cosa mejoró, pero sólo temporalmente. Imagino que será cosa de las pastillas que se cristalizan.

Las que llevo son las originales —HH, creo—. Pensaba comprar unas nuevas, no sé si Brembo, EBC o ¿da más o menos igual una marca que otra? ¿HH también? Hace poco leí que le habías puesto a una Bandit, creo, una bomba radial de segunda mano de una ZX-10R. ¿Es porque aquella llevaba ABS y por tanto más «fontanería» y en la mía sería demasiado hacer algo parecido? Había pensado buscar alguna de CBR 600 o similar. ¿Cuánto puede costar una bomba de esas de segunda mano? ¿Merecerá la pena el cambio?

Muchas gracias por tu ayuda.

LUIS ENRIQUE

MADRID

Bueno, aquí tendríamos que diferenciar varias cosas, por un lado el tacto o lo esponjosa que esté la maneta, y por otro la falta de mordiente que tienes entre las pastillas y el disco de freno.

En el tacto influyen muchos factores, unos propios del diseño del sistema, como el caudal de la bomba de freno o la longitud y calidad de los latiguillos, y otros que varían con el funcionamiento, como el volumen del hueco que queda tras los pistones de las pinzas. Cuando las pastillas están muy desgastadas los pistones se desplazan hacia el disco y el espacio que dejan tiene que ser rellenado por líquido de frenos. Este liquido es más susceptible a la compresión que una pastilla o un disco y por eso el tacto va a peor conforme las pastillas se gastan.

Para dejar el tacto más duro la mejor solución es tener líquido de frenos nuevo, DOT 4 por lo menos, poner pastillas nuevas, tener latiguillos metálicos o de kevlar, y lógicamente una bomba con cuanto más caudal, mejor. Así tendremos un tacto más duro y menos esponjoso.

En una ocasión comenté que le pusimos la bomba de una ZX-10R a una ER6-f con ABS. También hay gente que lo que hace es comprarse una bomba de freno Brembo o AP, y según van cambiando de moto, se la quitan a la antigua antes de venderla, y se la ponen a la nueva. De esta manera se gastan dinero en una bomba buena, pero les sirve para siempre.

En el mercado de segunda mano tienes que saber qué es lo que compras porque, aunque pienses que la de una mil tendrá más caudal, no te puedes fiar, tienes que mirar el diámetro y la longitud del émbolo para asegurarte de que tiene más que la tuya. En caso contrario es posible que te gastes el dinero para tener lo mismo, y una de segunda mano te puede costar desde, gratis, hasta la mitad del precio de una nueva, es decir unos 100 euros.

Los responsables de tener más mordiente en el freno son las pastillas y los discos. Lógicamente no son iguales los de unas marcas que los de otras, ni siquiera diferentes modelos dentro de la misma marca. Las pastillas tienen más tecnología de lo que pueda parecer en un primer momento, las puedes encontrar de muchos materiales y compuestos, unas tendrán más mordiente al principio que otras, también encontrarás modelos que funcionan a temperaturas distintas, a unas les afecta más la humedad que a otras, también te durarán más o menos, otras sólo las puedes poner con discos de fundición de hierro, etc.

Las pastillas son ellas mismas un mundo, claro que para la calle hay apuestas seguras, como puedan ser las EBC modelo HH, y dentro de estas las GFA muerden mucho más, claro que cuestan más y duran menos. Vamos que en relación a las HH normales es como si te costasen el doble. Ya sabes la guapa se suele comprar más ropa y más cara, claro, que también le luce más. En cuanto a Brembo también tienen una gama muy extensa de pastillas con diferentes comportamientos. Y no te olvides de las originales, que siempre tienen una relación eficacia-duración muy buena.