Los pies en el suelo

248_editoNo están los tiempos para tonterías. Ésta parece ser la lección que han aprendido los fabricantes. Puede que la crisis haya hundido algunos segmentos, especialmente el de las motos superdeportivas, pero hay todavía un amplio espectro en el que trabajar.

En Milán las marcas han apostado todavía más por las motos que se venden en este momento, modelos con un coste contenido pero con buena presencia, con prestaciones suficientes pero sin exageraciones, y con Honda a la cabeza en esa política.

Si te fijas en las novedades de la próxima temporada de los fabricantes japoneses, esta tendencia está claramente marcada: las Z de Kawasaki, la GSF de Suzuki, el plantel de Honda que te presentamos en este número. Todas son motos para usar, sin complicaciones y con un precio ajustado. Todos estamos buscando ahorrar, y nadie quiere ir en contra la demanda.

Aun así se dice que no hay un jardín sin flores, y buena muestra de las que han nacido son la Kawasaki ZX-10R, nacida para ganar el título de superbikes, o la nueva versión de la Aprilia RSV4 que ya hemos tenido ocasión de probar.

Las prestaciones se unen con la tecnología electrónica, esa tecnología que afortunadamente ya está en la calle para ayudarnos y para hacer más seguras nuestras motos, pero que durante años algunos sectores se han encargado de criminalizar en las carreras, unas carreras que este año no es que hayan tenido color español, es que no han tenido ningún otro.

Y no quisiera acabar el editorial de este mes sin recordar a una persona bien conocida por cualquiera que haya pisado alguna vez un circuito o que haya corrido una carrera, Miguel Herranz. Dedicó su vida a plasmar nuestras emociones, y ahora tendremos que guardar sus fotografías como piezas únicas sabiendo que no se repetirán.

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “Los pies en el suelo

  1. Santi

    Por fín motos lógicas. Ahora sólo falta que sean lógicas y asequibles para los españoles. Echo de menos variedad en cilindradas intermedias, 400-500 cc. El problema es que una moto de 500 cc de 50-60 cv y de precio contenido (4.000-5.000 euros) sería casi exclusivamente para el mercado español, porque desgraciadamente nuestro poder adquisitivo es menor que en la mayoría de los paises de Europa, cuyo salario base es infinitamente superior al nuestro y se pueden permitir gastar 7.000 euros en una 650 pelada. Pero bueno, continúo ahorrando para comprarme la er-6, que a este paso será la versión del 2015… Pero eso si, el dinero de la revista mensual no lo pienso ahorrar, está muy bien invertido!
    Mi pésame por Miguel Herranz, no lo conocía pero seguro que he visto muchas fotografías suyas.
    Saludos a todos, de momento me seguiré cruzando con vosotros montado encima de mi queridísima GS 500 que tamtas satisfacciones me da, y que gracias a las limitaciones de tráfico ha pasado de una moto modesta a un pepino!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>