Archivo de la categoría: consultorio técnico

«Moto-Man»

¡Hola, Manolo!

Me gustaría en primer lugar daros la enhorabuena por los 20 añitos de la revista, y felicitar a todo el equipo por su gran trabajo, y en particular a ti, en tu sección aprendo y me río a partes iguales.

Y ahora al turrón: un compañero acaba de comprarse una moto a la que está haciendo el rodaje, y como todavía no puede ni llegar a la mitad de las revoluciones máximas está deseoso de acabar para estrujarla de una vez. Hablando salió la pregunta: ¿qué pasaría si estiro gas a fondo de vez en cuando antes de acabar el rodaje?

En ese momento le empecé a hablar del infierno, del purgatorio y le hice prometer que ni se le pasará por la cabeza hacerlo, pero para convencerlo mejor busqué información por Internet sobre lo malo que es no hacer el rodaje como dice el fabricante, y me encontré con esto: http://www.mototuneusa.com/break_in_secrets.htm. Es una página en la que un autodenominado «Moto-Man» en un controvertido artículo nos cuenta la mejor manera de hacer un rodaje, que para resumir bastante sería poco más que calentar la moto, salir dos veces a medio gas y el resto ¡gas a fondo!

El tipo en cuestión, que es mecánico, argumenta todo de forma que, lejos de parecer un disparate, cobra sentido. Y eso que incluso recomienda cambiar el aceite sintético de fábrica por uno mineral y de automoción para el rodaje, y asegura que los segmentos sellarán mucho mejor con este método de rodaje rápido o fácil.

Parece que entiendo un poco más a los yanquis que se apelotonan alrededor de un feriante charlatán con traje de rayas blancas y rojas. Pero lo peor es que ahora mismo siento que uno de los pilares conocidos sobre el cuidado de la moto se me viene un poco abajo. Y aunque probablemente sea capaz de superarlo, ya no sé qué decirle sobre el rodaje a mi amigo.

«Manolo-Man», ¡sálvame!

JOSÉ IGLESIAS

VIGO (PONTEVEDRA)

Bueno, no te pongas nervioso, que tus argumentos seguirán intactos, y no quiero que te influya tanto una página de alguien que no conoces. Si no, cuando llegues al canal Tele Tienda estarás perdido.

Este «Macho-Man» de la página que dices tiene razón en algunas cosas, pero en otras no. Las que acierta, están poco explicadas y puede llegar a provocar errores, como por ejemplo utilizar aceites de coche para el rodaje, porque dependiendo de cuál puedes destrozar un motor.

Además, en toda esta página el mayor problema es que cuando le das al botón de traducir al español, sale una reseña que da gracias a un tío por traducir la página. Es decir, que no le han pagado y que seguramente sea un amiguete —si no a nadie se le ocurriría pagar una traducción y además dar las gracias; esto lo he pensado yo solito pero seguro que estás de acuerdo—. Bueno, la cuestión es que este amigo seguramente le da igual traducir unas instrucciones de una cámara de fotos o de un libro de taller de una moto, con lo cual hace unas traducciones literales y no literarias, que te pueden hacer pensar exactamente lo contrario de lo que quieren decir. Esto es muy normal en muchos libros de taller, las marcas encargan las traducciones y no se dan cuenta de que los que traducen no son mecánicos, de manera que tienes que saber interpretar lo que han querido traducir.

Por otra parte, este «Moto-Man» está hablando de motos de carreras en las que el concepto de los kilómetros que van a hacer es muy diferente a las de calle.

También según la teoría de «Moto-Man» para calentar un motor, con tres acelerones de cuando en cuando es suficiente. Su teoría es que si un motor en frío sufre, cuanto menos tiempo esté en el periodo de calentamiento, mejor. Y efectivamente, el problema es que en ese pequeño tiempo, si lo fuerzas, sufre 1.000 veces más.

Hombre, lo ideal sería calentarlo con unas mantas térmicas incluso antes de arrancar, pero eso es complicado. Recuerdo una conversación con un mecánico en las carreras que decía: «¿Por qué no ponemos un temporizador a los calentadores de los neumáticos para que se conecten solos una hora antes de los entrenamientos, así no tenemos que madrugar para ponerlos?». Y lo siguiente que pensó es: «Bueno, y si los dejamos toda la noche no tenemos que calentar ni el motor, ni los frenos, ni el aceite… Vamos, que podemos venir con el mono de cuero y el casco puestos del hotel…

Sin comentarios.